Uncategorized

Rotación de neumáticos

Ya tocaba después de casi 40.000 km. Por rotación se entiende al intercambio entre las ruedas de cada eje para igualar los desgastes y aumentar su vida útil. Con los actuales neumáticos de tipo radial lo recomendable es cambiar las delanteras por las traseras (el Manual VW así lo aconseja) pero antiguamente  se empleaba otra fórmula en la que intervenía hasta la rueda de repuesto (también conocido como permutación).

IMG_9208b.jpg

En un VW Escarabajo, el mayor desgaste se presenta en las ruedas traseras pues además de tratarse del eje motriz es donde recae la mayor parte del peso . Gracias en parte a la ligereza general del conjunto y a que tampoco es un modelo dado a la conducción agresiva, no se caracteriza en «comer» goma. Incluso tiene fama de que las ruedas delanteras llegan a durar una eternidad.

Aprovechando esta operación tomé unas mediciones para llevar un control. Además tenía curiosidad en comparar  la diferencia de profundidad del dibujo que presentan los neumáticos traseros en sus extremos debido a la característica caida negativa de este eje. Los datos obtenidos fueron bastante significativos:

  • Los dos neumáticos delanteros presentaron el mismo desgaste regular: 6 mm de profundidad
  • El trasero derecho, 6 mm por el exterior y 4 mm por el interior
  • El trasero izquierdo, 6.3 mm por el exterior y 3.1 mm por el interior

En todos los casos, el desgaste está dentro de los límites legales en Europa (1.6 mm) pero me desconcierta un poco la diferencia en las traseras. Siempre he mantenido las presiones recomendadas y el coche no muestra una desviación excesiva lo que indica que está correctamente alineado.

IMG_9214b.jpg

Tras ajustar respectivamente las presiones a las recomendadas, aunque  las delanteras prefiero llevarlas a 1.5 bar, ligeramente más infladas según el manual (1.3 bar ) y 1.9 bar las traseras pude rodar unos 100 km para comprobar que el coche sigue correctamente asentado sobre el asfalto.

Con esto ya tengo el coche listo para rodar unos cuantos de miles de kilómetros más antes de cambiar las cubiertas por otras nuevas. Actualmente tienen cinco años, lo cual según los fabricantes están al límite de su uso por «caducidad» de la goma, pero presentan un buen aspecto y para nada están cristalizadas o endurecidas.

Esta no será la última entrada sobre neumáticos/cubiertas. Próximamente dedicaré otra a estos elementos fundamentales para nuestra seguridad.