COMPETICIÓN, HISTORIA

Un VW Porsche-Salzburg en el Rally Trasmiera 2019

Nuestro amigo Sergio es un apasionado de los rallies y una de sus citas habitales es el Rally Festival de Trasmiera de Cantabria. En esta 7ª edición, los aficionados a los automóviles clásicos de competición han podido encontrarse con auténticas máquinas de competicón de épocas pasadas. Inevitablemente, los aclamados Gr. B de los 80’s  siempre son las estrellas (Lancia 037, Renault 5 Maxi Turbo, Lancia Delta,…) pero también hubo cabida para un modelo muy especial para los seguidores de los Volkswagen clásicos: el 1303S Salzburg. A sabiendas de esto, Sergio no envía unas fotos de este peculiar Escarabajo.

IMG-20190509-WA0038

El Escarabajo no es un coche que se caracterice por gozar de un palmarés glorioso en competición (si lo comparamos, por ejemplo, con el Mini) y mucho menos, en rallies, aunque en su honor hay que mencionar puntales victorias en aquellas pruebas donde la dureza es su principal distintivo, caso del Rally Safari de 1953, 1954 y 1962. Aún así, siempre hubo quienes confiaron en su base para desarrollar sus propias versiones de carreras. Gerhard Strasser, director de Porsche-Salzburg,  distribuidor de la marca en Austria, realizó algunos Volkswagen con dichos fines a mediados de los ’60’s. No está de más recordar que el equipo Salzburg se alzó con el Campeonato Mundial de Resistencia de 1969 y las 24 Horas de Le Mans 1970 con un Porsche 917K.

porsche-917-038

La presentación del novedoso Volkswagen 1302 en agosto de 1970 supuso toda una innovación dentro de la gama. Sí, seguía siendo un Escarabajo como el que llevaban haciendo desde hacía tres décadas evoluciones estilísticas a parte, pero a nivel de bastidor rompía los esquemas habituales hasta entonces. Suspensión delantera tipo McPherson con muelles en lugar de los obsoletos  brazos superpuestos con barras de torsión transversales y detrás, el criticado (y crítico) eje oscilante dejaba paso a una suspensión totalmente independiente con palieres de doble cardán. Sobre el papel y sobre el asfalto eso significaba un gran avance en cuanto a comportamiento al volante. Una de las razones por las cuales tanto al 1302 como al 1303 se les conoce como «Superbeetles». Asi pues, puede decirse que por fín estábamos ante un Volkswagen que se podría adaptar mejor a una conducción deportiva… Y Porsche-Salzburg se dio cuenta de ello.

IMG-20190510-WA0010

Porsche-Salzburg desarrolló varios 1302S para inscribirlos dentro de la categoría del Grupo 2 de 1970 para competir al año siguiente. Para ello sacaron el máximo partido al motor 1.6, aumentando la cilindrada mediante pistones y cilindros de mayor diámetro, desde los 1.584 cc originales hasta justo el límite del reglamento, 1.599 cc. El resto ya es presumible como en cualquier preparación que se precia: dos grandes carburadores Weber 46 IDA de doble cuerpo, una culata modificada con cámara hemisférica y  mayor relación de compresión, válvulas de  diámetro aumentado, árbol de levas con mayor cruce y alzado, cigüeñal aligerado,… etc, etc…. la lubricación por cárter seco de 7 litros en total (2,5 en el motor de serie) o  radiadores de aceite adicionales para mejorar la refrigeración también fueron mejoras necesarias  para aumentar el rendimiento y fiabilidad del conjunto. Sin datos oficiales que lo confirmen, se habla de unos 128cv/7.000 rpm trasmitidos a través de una caja de cambios de 5 velocidades con diferenial autoblocante procedente del Porsche 914 sustituyendo a la original de cuatro. Carrocería y chasis  fueron reforzados allí donde fuera necesario. Nada se dejó la azar y frenos y suspensiones también recibieron piezas acordes al aumento de prestaciones y  sobreesfuerzos de la competición. El depósito de combustible, por su parte, aumentaba amás del doble de capacidad hasta 85 litros.

c42fd4462261b6bcd9a2540c8e6ddce3

Con la aparición del 1303 de parabrisas panorámico, Porsche-Salzburg volvió a meterse a fondo para afinarlo mejor basándose en las experiencias pasadas. En esta ocasión ya se hablaba de potencias cercanas a los 140 cv  rozando las 8.000 rpm. Una de los elementos que más llama la atención de estos motores es su peculiar campana de refrigeración de  desarrollo propio necesaria para dar cabida a la nueva batería de carburadores. La calefacción se conservó para poder tener un sistema de desempañado en etapas invernales, reubicando los tubos de la campana en una posición poco habitual (gracias Álex por la aclaración).

IMG-20190510-WA0009

Obtuvieron algunas victorias dentro de su clase, pero la más conocida fue en el Rally dell’Isola d’Elba 1973 al alzarse con el trofeo de la general o el podium copado de 1302S en el Jänner Rally de ese mismo año. Sin embargo, la crisis del petróleo acabó finalmente con las actividades en competición del equipo Salzburg. Algunos de sus coches siguieron compitiendo en manos privadas.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s